esenfrdeitptru

07/07/2020

Libro editado por la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías

 

Una investigación propone a Santiago del Estero como Madre de Universidades

 

La publicación condensa el trabajo de investigación desarrollado por Guillermo Sanmarco, Antonio Castiglione, José María Sanmarco y Héctor Paz.

 

universidades.unse.2jpg.jpg

La Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), editó recientemente el libro “Seminario Santa Catalina Virgen y Mártir, de 1611, de Santiago del Estero”, obra que condensa el trabajo de investigación desarrollado por Guillermo Sanmarco, Antonio Castiglione, José María Sanmarco y Héctor Paz.

A través de una extensa recopilación documental, los autores exploraron los antecedentes históricos que dieron lugar a la instalación en nuestra provincia del Colegio Seminario Santa Catalina, que fuera, de acuerdo a los datos obtenidos, el origen de la educación superior de la República Argentina.

La obra de 428 páginas, que contiene más de 90 ilustraciones, fotos y mapas, 48 facsímiles de documentos originales, y un índice alfabético de más de 300 personas, actores sociales, políticos y religiosos de la época, fue declarada de “Interés Académico” por la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (Res. 99, del 4/3/20) y de “Interés legislativo, histórico y cultural” por la Cámara de Diputados de la Provincia (Res. nº 67, del 12/05/20). 

 

El Seminario Santa Catalina

universidades.unse.1jpg.jpg

 

Escudo del Seminario Santa Catalina Virgen y Mártir

 

El 25 de julio de 1609, a solicitud del obispo Hernando de Trejo y Sanabria, quien tenía su sede episcopal en Santiago del Estero, el rey Felipe III de España, con el aval del Papa, dispuso la creación del Seminario en la ciudad de Santiago del Estero, que para entonces era capital de la provincia delTucumán (la que abarcaba todo el NOA).

La efectiva fundación del Seminario Santa Catalina Virgen y Martir se concretó recién en 1611, y el rey dispuso que el mismo fuera colocado bajo la dirección de la Compañía de Jesús.

Hacia 1611 la ciudad de Santiago estaba ubicada en un rectángulo formado por la hoy Av. Roca y la calle Dr. Gumersindo Sayago (del ex-Zoológico), pues por allí precisamente pasaba el río Dulce; y las calles Mitre y Salta: prácticamente en el parque Aguirre. En el libro se incluyó un plano tentativo y existe un relevamiento de todos los vecinos y autoridades, de acuerdo al censo de habitantes dispuesto por el rey en 1608.

 

El traslado a Córdoba

El Colegio funcionó normalmente hasta que en el año 1635 los jesuitas renunciaron asu dirección y se retiraron a Córdoba, donde ya tenían otro Seminario y el Colegio de Monserrat.

De acuerdo a los datos recabados por los autores del libro, el Seminario Santa Catalina no dejó de existir en nuestra provincia, sino que se mantuvo, aunque con dificultades hasta 1699, año en que la Iglesia Catedral, el Obispado y el propio Seminario de Santiago del Estero fueron trasladados a Córdoba. El ejecutor de esa triste orden fue el obispo Mercadillo, y se llevaron las imágenes, los cuadros, crucifijos, joyas de la iglesia y una importantísima biblioteca.

 

Valiosos documentos encontrados por los autores del libro

universidades.unse.jpg

Real Cédula del 25-07-1609, 1ra. pág. (Altamira, pag. 30)

 

Los investigadores tuvieron acceso a documentación original del siglo XVII que, sostienen, “debía estar hoy en Santiago del Estero, y que por supuesto ya no está”. Ahora obra -aunque incompleta- en el Archivo de la Universidad Nacional de Córdoba, como su Libro 1. Otra documentación analizada fue del Archivo de Indias de Sevilla y de la Real Audiencia de Charcas (Bolivia).

Con todos esos datos, tanto los bibliográficos como los que obran en los documentos originales de esa época, los autores del libro describen las causas que llevaron a la desaparición del Colegio Seminario de Santiago del Estero. En virtud al análisis que realizaron,  entienden que “se aprovecharon los derechos y beneficios que tenía el Colegio Seminario santiagueño para el conferimiento de grados en Córdoba antes del año 1622, fecha en que el Papa Gregorio XV recién autorizara expresamente al Seminario de Córdoba a expedirlos”.

De este modo, arribaron a la conclusión de que “la cuatricentenaria Universidad Nacional de Córdoba, que figura como la más antigua del país, es una continuadora del Seminario Santa Catalina Virgen y Mártir, de Santiago del Estero”. En base a este análisis profundo y exhaustivo, sostienen que nuestra provincia no sólo es Madre de Ciudades sino también Madre de Universidades, ya que fue el Seminario Santa Catalina el primero en ser creado en el país y, debido a su traslado a Córdoba, dio lugar a la creación de la Universidad Nacional de Córdoba.

 

 

0
0
0
s2smodern