esenfrdeitptru

4-_retrato-gildecastro.jpg

Foto: Museo Histórico Nacional

 

Entrevista a la Lic. Adriana Medina

 

“SAN MARTÍN FUE UN GRAN LÍDER Y UN HOMBRE DE GRANDEZA”

 

A 169 años de la muerte del general Don José de San Martín, resulta significativo detenernos un momento a recordar nuestra historia, rememorar a nuestros próceres, sus valores y convicciones, para poder pensar el presente y el futuro. Para ayudarnos en este ejercicio, entrevistamos a la coordinadora de la Licenciatura en Historia, que se dicta en la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y de la Salud de nuestra Universidad, Lic. Adriana Medina.

 

  • ¿Cómo definiría al general San Martín?

Ha sido un gran líder, un líder nato, los soldados le tenían una gran admiración y respeto, y él les correspondía de la misma manera. Tenía una grandeza no solo en su capacidad de liderar, sino también en organizar y gestionar, características que no muchos tienen. San Martín fue un hombre de grandeza, para poner los pies en la tierra y analizar el contexto en el que le tocaba actuar. Era muy estudioso, pensaba mucho antes de actuar, trataba de que sus ideas produjeran efectos positivos en la medida de lo posible.

Era un hombre que sabía reconocer los triunfos de los otros. Por ejemplo, hay un hecho puntual que liga a San Martin con Rosas, quien no es una figura muy reconocida, sin embargo, en su momento le hizo un reconocimiento con la entrega de su sable corvo. El general entendió la magnitud de la actuación de Rosas en la batalla de la Vuelta de Obligado. Es decir, esta cuestión de tener el patriotismo a flor de piel, defender los intereses nacionales a costa hasta de la propia vida, creo que es lo que une a San Martin con Rosas.

 

  • ¿Qué valores deben ponderarse y perpetuarse en el tiempo?

San Martín ha sabido ceder a sus intereses particulares por el bien de la Nación. Era un hombre conciliador, pero también muy duro y firme en cuanto sus decisiones, un claro ejemplo es el simple hecho de no querer desembarcar en el país en un momento de lucha intestina.  Esto deja en claro cuáles eran los valores que a él lo guiaban.

 

  • ¿Podría contarnos algún ejemplo, desde lo histórico, que muestre esta personalidad?

San Martin tuvo con Bolívar algunos disensos. Como al general no le preocupaba la cuestión de los reconocimientos, hizo un paso al costado y dejó que Bolívar termine lo que él había empezado. A San Martin, no le preocupaba que lo consideren el héroe de la independencia, esto habla de su calidad como persona.

 

  • ¿Cómo debemos recordarlos?

El pueblo argentino tiene que exigir que el Estado le garantice la permanencia de sus líderes. Sacarlos de un lugar simbólico como el de los billetes, significa permitir que se los haga desaparecer. Una forma de homenajearlos, es también recordándolos, no solo por lo que hicieron, sino por lo que fueron.

 

  • Su accionar no fue la soledad, sino en conjunto con otros patriotas

San Martin y Belgrano desde mi mirada personal están en igualdad de condiciones, de hecho, en un momento se decía que solo San Martin era el Padre de la Patria. Hoy en cambio, se afirma que son ambos, porque fueron dos figuras importantísimas en la historia nacional, que han tenido mucho que ver, en lo que ha sido el proceso de la independencia argentina, cada uno actuando desde su rol, Belgrano cumpliendo un rol de capital importancia en un momento en el San Martin no estaba en el país, y cuando éste llega al país es él quien toma la posta. No se les puede pedir más, cada uno ha cumplido su rol, desde donde le has tocado, pero siempre como protagonista.

 

  • ¿Qué hechos históricos marcaron la figura del general San Martín?

El general San Martin ha sido clave en la conformación del Estado Nacional. Se preocupó desde un primer momento por la independencia, a tal punto de hacerse cargo del Ejército Del Norte para resguardar a las Provincias Unidas del Rio de la Plata. Ejército, que había sido formado con los pocos recursos materiales que había en ese momento, por lo que prácticamente había fallado en su idea de resguardar el norte argentino.

Después de 1810, ya se había dejado de ser Virreinato. Entonces había que resguardar a la Nación del avance de los españoles, quienes buscaban recuperar el territorio perdido y amenazaban siempre desde el norte por Perú y desde el oeste por Chile. Cabe destacar, que el ejército español era fuerte y venía triunfando en Europa con armamento que las naciones latinoamericanas no podían equiparar.

San Martin, quien llega al país en 1812 formado militarmente, al encontrarse con esta situación, y en el acto de preservar el proceso iniciados, forma la que se conocería como La Logia Lautaro. Esta tenía claros objetivos: la independencia y la constitución. Otros líderes de la región como Simón Bolívar, después se van a integrar a esta línea de pensamiento, donde se destacaba una proyección regional a toda Latinoamérica.

 

 

0
0
0
s2smodern