esenfrdeitptru

53602132_2345308365479950_3016943856601006080_o.jpg

Entrevista

Nilda Valdez: “Pese a la tecnología actual, los alumnos

siguen consultando en la biblioteca”

 

En el Día de las y los Bibliotecarios, Nilda Valdez que lleva 40 años de servicio en la Biblioteca Central UNSE, cuenta la historia y los recuerdos del lugar en donde se inició y creció profesionalmente.

 

Domingo 13 de septiembre de 2020

 

Nilda Valdez, trabaja en la Biblioteca Central de la UNSE desde el 19 de agosto de 1980, y con 40 años de servicio, fue testigo y protagonista de la historia de este preciado lugar; a la vez que hacía efectivo su propio crecimiento profesional, fortalecido por el trabajo colectivo.

A través de su relato, queremos rendir un homenaje a las y los bibliotecarios de nuestra Universidad y agradecerles por la noble tarea que desempeñan; deseando que pronto se reabran las salas de lectura.

La fecha amerita este reconocimiento, porque el Congreso de Bibliotecarios reunidos en Santiago del Estero en el año 1942, estableció celebrar cada 13 de septiembre el “Día del Bibliotecario y de la Bibliotecaria”, y en 1954 fue instituido a nivel nacional en homenaje a los bibliotecarios/as de todo el país.

 

Patrimonio

La Biblioteca Central de la UNSE es un espacio de pertenencia principalmente de los estudiantes, es un lugar de estudio, lectura, pero también de compañerismo y amistad.  Nilda Valdez, trabaja allí hace 40 años, vivió traslados, vio pasar miles de personas por sus salas y se alegró por sus avances e innovaciones.

 “Cuando llegué, el espacio físico de la Biblioteca eran dos aulas en las que actualmente funciona el Laboratorio de Idiomas. Estaba abierta en dos turnos y era un lugar muy requerido, ya que a los alumnos les era difícil regresar a sus hogares y volver, por las distancias y los horarios. Pero de alguna manera se las ingeniaban, muchas veces pedían libros diferentes a lo que ellos estudiaban para distraerse un ratito hasta que les llegaba sus horarios de clase”, contó.

Nilda explicó que “a lo largo de los años y sin pensarlo me sumergí en el mundo de la lectura, había que consultar enciclopedias para determinar un lugar, la nacionalidad de algún autor, entre otros aspectos. Además, disfruté de las charlas amenas con docentes, alumnos”.

Consultada sobre los cambios en los hábitos de lectura de los estudiantes, Nilda opinó “que cambiaron por distintos motivos: los alumnos viven en apuro constante, asistir a clases, la presentación de sus materias con el agravante que algunos libros están caros y los alumnos por ahí no están dispuestos a gastar porque tienen otras prioridades u otras necesidades. Pese a la tecnología actual los alumnos siguen consultando en la biblioteca”.

 

Infraestructura

Con 40 años de servicio, Nilda vivió los traslados de la Biblioteca hasta establecerse en la sede central donde actualmente se encuentra. “Primero desde la antigua Casa del Maestro que funcionaba allí el Instituto de Ingeniería Forestal que dependía de la Universidad Nacional, de ahí nos trasladamos a las dos aulas (actual Laboratorio de Idiomas), después fuimos al edificio actual queda sobre la Avda. Belgrano.

“Ahí ya evolucionamos – continúa-  quedaron sentadas las bases para una Biblioteca actualizada, dónde contamos con una Base de Datos de Libros, una Sala de Usos Múltiples y el paso de una gran cantidad de estudiantes, la mayoría se alegran cuando nos ven, y nos preguntan de algún compañero, muchos alumnos llegaron a ser funcionarios”.  

“Para mí haber trabajado tantos años y seguir en la Biblioteca es lo más lindo que me pasó, porque me inicié, crecí y evolucioné profesionalmente, es un lugar silencioso, agradable, amplio, luminoso y lindo, y eso lo logramos todo el grupo que componemos los empleados de nuestra querida Biblioteca Central de la UNSE”, concluyó Nilda Valdez.

Conocé más sobre la Biblioteca Central y su equipo de trabajo, http://libnet.unse.edu.ar/

 

0
0
0
s2smodern