esenfrdeitptru

CE2017b.JPG

Proyecciones 2017 

El desafío de conducir y coordinar actividades que involucren tanto a los estudiantes como a las autoridades universitarias, es el trabajo de los centros de estudiantes de cada una de las Unidades Académicas. Sus presidentes, asumen día a día el compromiso de liderar la política estudiantil que asegure el desarrollo académico, el bienestar y el futuro profesional de sus compañeros; una tarea que sin proyectos y sin equipos de trabajo sería imposible de realizar.

Ante este panorama colmado de expectativas y arduo trabajo para este nuevo ciclo, los presidentes de cada uno de los centros de estudiantes de todas las Facultades dialogaron con el CECOMI para dar a conocer sus proyecciones para este año 2017.

Hoy conoceremos a Marta Machin (26), la flamante presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Agronomía y Agroindustrias (FAyA) y miembro de UNE (Unión Estudiantil), la agrupación que lidera el centro desde hace diez años.

Antes de ser presidenta, Marta Machin formó parte de la comisión directiva del Centro de Estudiantes de la FAyA. Un camino recorrido hace ya cuatro años que formaron una parte importante de su historia como estudiante de Ingeniería en Alimentos; carrera de la cual cursó todas las materias de su plan de estudios y solo le resta rendir una para luego presentar su trabajo final de grado.

Tras seguir un proceso de orientación vocacional, Machin pudo haber optado por convertirse en odontóloga o nutricionista, pero finalmente esta joven estudiante eligió y supo llevar adelante su carrera en la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE). Con sumo esfuerzo se convirtió en una alumna ejemplar que, hasta el día de hoy, continúa trabajando en sus proyectos particulares y cumpliendo su rol madre de un hijo de 9 años.

En esta entrevista con el CECOMI, la actual presidenta Centro de Estudiantes de la FAyA nos contó sobre su camino estudiantil y político recorrido, marcado a cada paso por el empeño y el sacrificio. Habló de sus proyectos como conductora del centro y del trabajo conjunto con los demás centros y las autoridades de nuestra universidad. Así también, se refirió a la importancia que tiene el estudio de las ciencias agrarias y agroindustriales para el país y el resto del mundo. 

Responsabilidades    

“Ante las exigencias que se tienen como estudiante y ahora también como autoridad, si se quiere, uno nunca deja de tener sus amigos, su familia y su vida cotidiana por fuera de la universidad. Es por eso que no hay que descuidar ninguno de esos aspectos y aun así llevar adelante la conducción del centro participado de todas las actividades”, expresó Machin refiriéndose a los desafíos de esta nueva etapa.

Al relatar cómo inicio su carrera política dijo: “En mis primeros años de cursado en la UNSE empecé a interesarme por las actividades del centro de estudiantes, sobre todo aquellas que nacían desde adentro del mismo: jornadas, charlas, actividades recreativas y de gestión. Tenía amigos que integraban la agrupación y un día me invitaron a participar de las reuniones”.

“En un principio uno entra a la universidad con la idea de tener un paso netamente académico por la misma. Pero con el correr de los años y al compartir cada vez más con mis compañeros me di cuenta de que los alumnos debemos hacer nuestro aporte para mejorar nuestra institución. Fue entonces que tomé otro punto de vista y me encontré con cosas que mejorar, cambiar y otras que mantener”, mencionó.

MM.jpg

Su carrera política    

Antes de su experiencia de cuatro años de trabajo dentro de la comisión directiva del centro, y cinco años en la agrupación estudiantil UNE, Marta Machin comenzó siendo delegada de la carrera Ingeniería en Alimentos, rol desde el que gestionó viajes de estudio junto a otros compañeros. Al respectó, contó: “En el marco de nuestra carrera se realizan muchos viajes y la mayoría de ellos son organizado por la Asociación de Universitaria del Sector Alimentario (AUSAL). Así también, tuve la oportunidad de participar como delegada de variados cursos, referidos a temas tales como frutihortícolas, carnes, cítricos, cereales; y otros de suma importancia como el emprendedorismo. Supe entonces que estas experiencias enriquecen mucho nuestra formación profesional”. 

Luego de ser delegada de la carrera, al año siguiente Machin fue consejera directiva de la FAyA. “Fue una experiencia muy buena y distinta. Para nosotros los estudiantes, quienes solo tenemos un año de duración en el Consejo Directivo y el Consejo Superior, tomamos este tiempo como todo un aprendizaje en dónde uno empieza a mirar a su facultad desde otra perspectiva y vinculándose con la misma de otra manera. En la toma de decisiones en este espacio uno pasa del desconocimiento al involucramiento con la compleja realidad universitaria. Es entonces cuando uno se involucra y empieza a conocer de cerca las necesidades de una institución educativa”, describió.

Sobre su trabajo como consejera directiva, comentó: “Las necesidades de los estudiantes son planteadas al Consejo Directivo, y cuando de toma de decisiones se trata muchas veces suelen ser muy subjetivas las conclusiones o las soluciones que se plantean. Es decir que es necesario comprender que se necesita buscar el acuerdo entre las visiones que tienen los docentes, nodocentes, egresados y el Decano, quienes integran el Consejo”.

Después de cumplir con el rol de consejera directiva, Marta Machin ocupó el cargo de secretaria general: “Trabajé con todo un equipo interdisciplinario con miembros pertenecientes a diferentes agrupaciones estudiantiles, todos ávidos de participación y con pensamientos plurales y diversos. Acompañé a esta conducción intentando siempre complementarnos con la presidencia del centro, las secretarías y tratando de alcanzar todos los objetivos que no habíamos propuesto”.

Actualmente, encabeza al centro de estudiantes de la FAyA, cargo al que se refirió como “algo inesperado”. Al respecto dijo: “No me esperaba llegar a ser presidente. No fue inicialmente uno de mis objetivos más fuertes, pero gracias al impulso que me dieron mis compañeros asumí llevar adelante este desafío”. Seguidamente, agregó: “El presidente de un centro es la cara visible, pero sé muy bien que se trata de todo un trabajo en equipo por detrás.  A pesar de ser presidente uno no deja de ser estudiante y como tal hay que valorar el trabajo de mis compañeros porque sin ellos no sería posible cumplir nuestras metas”.

Desde el centro de estudiantes

Acerca de la filosofía de trabajo en su grupo, manifestó: “Apuntamos a luchar en conjunto con el grupo de compañeros que tenemos. No es nuestra idea estar de paso, sino dejar nuestro grano de arena como aporte dentro de nuestra universidad. Y, a la vez, darnos cuenta y comprometernos con la realidad social, lo cual es muy importante. No podemos dejar de lado las situaciones que se viven día a día tanto dentro como fuera de la universidad”.

“Contamos con un grupo muy diverso conformado por estudiantes de dos agrupaciones: UNE y La Mella. Siempre tuvimos respuestas positivas y satisfactorias en las urnas en los últimos diez años. Pienso que la clave de esto es el trabajo y el esfuerzo puesto por los ex alumnos que hoy son profesionales; ex presidentes que supieron llevar adelante una conducción abierta a las propuestas y dispuesta transformar la realidad universitaria. Esfuerzos que sin duda no fueron en vano”, explicó.      

En este sentido, Machin habló de la conformación del centro: “Contamos con estudiantes de todas las carreras, ya que tratamos de representar a todas ellas a través de esa diversidad de integrantes. Debemos representar a todos los estudiantes y no a una sola parte, por lo que sumamos gente nueva año a año, tanto en la agrupación como en el centro. Esta renovación del equipo nos trae consigo gente predispuesta y con muchas ganas de trabajar. Se trabaja activamente en un espacio en donde abunda la pluralidad de ideas”.

MM2.jpg

Desde la facultad

“Vivimos una realidad un poco diferente al resto de las facultades, ya que nuestra vida universitaria se desarrolla constantemente en tres sedes de nuestra universidad: Zanjón, Parque Industrial y Central. Por lo tanto resulta importante gestionar estos espacios para que los estudiantes puedan aprovechar al máximo sus horas de estudio, trabajo y tiempo libre”, argumentó. Asimismo, agregó: “Ante esta demanda permanente se necesita siempre equipamiento, lo que conlleva mucho tiempo y esfuerzo de quienes trabajamos por conseguirlo. Hablamos de una inversión muy grande: ventiladores, aires acondicionados, mesas, sillas, vajilla, heladeras, etc”.

Respecto a la relación entre el centro y la FAyA, Machín destacó: “Nos vinculamos constantemente con la Facultad. Por ejemplo: los viajes de estudio se gestionan desde el centro y se articula la propuesta con nuestra unidad académica y el rectorado. Estas experiencias nos permiten no perder de vista los beneficios que tiene el estudiar en una universidad pública. Uno como estudiante muchas veces cuenta con recursos limitados y es en la universidad en donde encuentra el apoyo necesario para llevar adelante todas las actividades que se desprendan de su carrera. A través de esta clase de actividades, sobre todo los encuentros con estudiantes y profesionales en otras provincias, nos ayuda a enriquecernos en lo personal y profesionalmente también”.

Presencia en todas las sedes

En conjunto con la facultad, el centro genera espacios destinados a los estudiantes en las tres sedes de la UNSE. Al respecto, Machin informó: “En primer lugar, en Sede Central contamos con una biblioteca propia, un aula de estudio y una fotocopiadora. En segundo lugar, en la Sede Zajón contamos con espacio en dónde funcionan la fotocopiadora y un kiosko; en este sitio estamos próximos a inaugurar un Salón de Usos Múltiples (SUM), en el que los estudiantes podrán disfrutar de los espacios para el estudio, el bar-comedor y un quincho con asador. Solo resta completar la instalación de aires acondicionados y la red de agua potable. Cuando inauguremos este espacio será una verdadera alegría para nosotros porque significó mucho esfuerzo de nuestra parte”. 

Al referirse a la Planta Piloto de la FAyA, Machin habló sobre la idea inicial que llevó a construir el Salón de Usos Múltiples de la Facultad en la Sede Parque Industrial: “Desde el año pasado que venimos trabajando en base a un presupuesto participativo, una modalidad de la cual esperamos el apoyo de los estudiantes”.

Asimismo, continuó diciendo: “Esta propuesta significó para nosotros todo un desafío a la hora de autogestionar los fondos del centro, cuya principal fuente de ingreso es la fotocopiadora. Fue entonces que nació la idea sobre qué hacer con esta entrada de dinero y, para darle transparencia al manejo de fondos, optamos por que los estudiantes participen y opinen sobre qué hacer con este capital. Hace ya un año que venimos implementando este sistema; recibimos muchas propuestas las cuales fueron sometidas a votación y ganó la iniciativa destinada al equipamiento del SUM de la Planta Piloto”.

“Seguimos trabajando por todo lo que falta. El equipamiento es una tarea de gestión constante”, añadió.

MM3b.jpg

Actividades

“Presentamos una propuesta a la Secretaría de Bienestar Estudiantil y al Rectorado para que se extienda el bono comedor. Buscamos que este servicio de becas se extienda a las Sedes Zanjón y Planta Piloto para que los estudiantes puedan contar con un plato de comida a un precio menor a $20. Hoy en día esta propuesta significa una gran ayuda dado que los tiempos de cursado en la Facultad muchas veces no permiten que el estudiante pueda volver a su hogar. Es por esto que buscamos que el estudiante pueda comer en la Sede en la que se encuentre”, aseveró.

La Facultad hace su aporte para concretar las actividades originadas en el mismo centro de estudiantes y en conjunto con los demás de las otras facultades. Sobre este trabajo conjunto, Machin contó: “Una de las iniciativas más importantes llevada adelante en conjunto es la de contar con una obra social para los estudiantes. Hoy continuamos trabajando para que este deseo sea una realidad, así como lo fue hace dos años la idea de contar con un transporte universitario con el que contamos en la actualidad”.

Machin habló del origen de esta propuesta: “El transporte universitario nació como una idea compartida entre el centro y la facultad. Inicialmente el transporte trasladaba a los estudiantes de la FAyA desde la Sede Central hacia la Planta Piloto y El Zanjón, y viceversa. El año pasado se logró extender este servicio con la participación de otras facultades para que el servicio se extienda a todos los miembros de la universidad: estudiantes, docentes y Nodocentes”.    

“Si bien pertenecemos a una universidad pública y gratuita, la brecha económica está presente en las diferentes realidades de los estudiantes; tomando en cuenta sus gastos diarios de alquiler, comida, apuntes, transporte, etc. Por lo que un servicio de becas no llega a cubrir en su totalidad las necesidades de los estudiantes. Es nuestro deseo como centro contribuir a achicar las distancias y las diferencias entre los que pueden y los que quieren”, indicó.        

Participación social

Como parte de las actividades del centro, Machin dio vital preponderancia al compromiso asumido con las luchas sociales: “Desde el centro nos comprometemos con la realidad social a través de marchas y movilizaciones. Una de las más recientes que contó con nuestra participación fue la marcha ‘Ni una menos’ en contra de la violencia de género y los femicidios. También hicimos lo propio en adhesión al reclamo contra el recorte del presupuesto destinado a ciencia y tecnología. Acompañamos al reclamo salarial docente y participamos de la marcha por el día de la Memoria por la Verdad y la Justicia”.

Formar consciencia

Desde su experiencia estudiantil, Machin habló de la importancia que tiene su formación a la hora de ver las necesidades en el mundo: “Una de las cuestiones a trabajar actualmente en materia de las ciencias agrarias es el reemplazo de los agro-químicos. Creo que existe una falta de compromiso, tanto en el plano docente como en el estudiantil, de hacer más abarcativo este tema. No tenemos que olvidar que dentro de las ciencias a las que nos abocamos se producen alimentos para consumo y esto nos obliga a cuidar los aspectos nutritivo, higiénico y sanitario”.

“Desde la Ingeniería en Alimentos los estudiantes debemos asumir un verdadero compromiso al nacer un país con un alto potencial de producción y disponibilidad de recursos. Algo que nos lleva a preguntarnos por qué en Argentina sigue habiendo hambre…  sabemos que se producen alimentos para abastecer a un gran número de la población mundial, sin embargo el derroche hace que no se logre este objetivo y se pase a pensar en el abastecimiento como un hecho humanitario y no como un deber de las ciencias”, reflexionó.

Ante este panorama del mal aprovechamiento de los recursos, existen soluciones como los bancos de alimentos aptos para el consumo, instalados en todo el mundo. Sobre este tema, explicó: “A través de esta iniciativa se recolectan alimentos no perecederos, huevos en polvo, frutas y hortalizas, buscando siempre la mejor calidad en el aspecto nutricional de la alimentación. Es una de las mejores maneras de comprometerse y generar consciencia sobre la importancia de contribuir con la sana alimentación en el mundo”.

“La idea de ‘hambre cero’ es una realidad posible, pero depende fundamentalmente de la toma de decisiones de los sectores más poderosos de la industria”, agregó.

MM4b.jpg

Nuevas propuestas y autoridades 

“Estamos en un año muy especial. Se renuevan todas las autoridades en todos los órganos de gobierno de la universidad. Desde mi lugar como estudiante y miembro de una agrupación, pienso que todos los miembros de la comunidad debemos plantearnos y elegir qué universidad queremos. Para ello es necesario analizar las propuestas de los candidatos y de los demás miembros de la comunidad UNSE desde una forma objetiva”. Seguidamente, añadió: “Son cuatro años de un nuevo mandato en los que debemos pensar desde lo individual y fundamentalmente desde lo colectivo a quién queremos que nos represente; en base a lo que nos falta; en lo que debería haberse hecho anteriormente y los caminos más viables para alcanzar las metas que nos proponemos”.

Machin habló de buscar un compromiso más a fondo con las actividades universitarias y de una búsqueda permanente del trabajo conjunto: “Creo que los estudiantes son el grupo más importante de la universidad, sin ellos no habría nada por lo cual trabajar. Si bien somos un número mayoritario hay que pensar que los beneficios deben ser para la universidad toda; pero siempre enfocados en buscar la calidad educativa de los estudiantes”.

“Siempre hay cuestiones que mejorar en la universidad. Esto nos lleva a cuestionar si nuestro sistema educativo es de calidad; si los espacios con los que contamos son los adecuados para nuestra formación, si la formación docente es la adecuada, entre otros temas”.

Para y por los estudiantes

“Entre las dificultades que se nos presentan a diario, está el hecho de que no contamos con horarios de clase unificados en los que uno pueda estudiar y trabajar a la vez. Algunas concepciones de parte de docentes y autoridades apuntan a que el estudiante solo debe enfocarse en su paso académico, pero la realidad de hoy nos planeta otras situaciones como la imperiosa necesidad de trabajar para sostener los estudios y cumplir con demás obligaciones”. Asimismo agregó: “En mi caso siempre estudié y trabajé, como les sucede a muchos compañeros que sufren por no poder adecuarse a los horarios establecidos por las cátedras. Por eso, estudiar y trabajar a la vez debería ser una opción viable y una realidad posible”.

Sin más que agregar, Marta Machin decidió dejar su mensaje de aliento a los estudiantes: “El paso por la universidad es una de las etapas más lindas que nos toca vivir. Mi paso por una carrera universitaria fue impensado, pero con el tiempo y mucho esfuerzo uno ingresó a este mundo con muchas ganas de aprender de toda esta experiencia”.

“A pesar de cuán lejos parezcan estar las metas los universitarios nunca deben bajar los brazos, para que todo aquel que quiera pueda acceder a este derecho a estudiar. La posibilidad de contar con una educación les dará el poder de tomar cualquier decisión a futuro y con consciencia para comprometerse con la realidad dentro y fuera de la universidad”, finalizó.

Contaco

Email: mmartamachin@gmail.com / marta_machin90@hotmail.com

Facebook:

- Marta Machin: http://bit.ly/2o6Vukd  

- Centro de Estudiantes FAyA: http://bit.ly/2ooY1ar

- UNE Estudiantes: http://bit.ly/2puqdrO

 

  

0
0
0
s2smodern